II. El marco teórico para minimizar las consecuencias nocivas del estrés en la salud, empleado por los psicólogos.

II. El marco teórico para minimizar las consecuencias nocivas del estrés en la salud, empleado por los psicólogos.

El marco teórico para minimizar las consecuencias nocivas del estrés en la salud, empleado por los psicólogos

MEJORAR LA SALUD CON MINDFULNESS

En el anterior post abordábamos que el estrés es una de las principales causas de la aparición y mantenimiento de muchas enfermedades.

Si minimizamos los acontecimientos estresantes y desarrollamos las características que permiten que nos mantengamos sanos bajo situaciones de estrés, será mucho más fácil reducir la incidencia de todo tipo de patologías.

En esta línea, analizábamos las variables más estudiadas y confirmadas que modulan los efectos patógenos del estrés: La alexitimia o incapacidad para identificar las emociones y sentimientos propios; La personalidad resistente al estrés, cuyas máximas son el compromiso y control personal y el desafío; y El apoyo social, es decir, rodearse de personas o “fuentes” de apoyo que nos ayuden a aminorar la percepción amenazante de una situación de estrés. Tanto la alexitimia, como lograr una personalidad más resistente al estrés, podemos trabajarlo con un profesional adecuado y, siempre, es necesario que contemos con un buen apoyo social formado por personas empáticas, que nos comprendan y orienten.

Para saber cómo los profesionales pueden ayudarnos a minimizar las consecuencias del estrés en nuestra salud hoy vamos a analizar el marco teórico en el que se basan en su trabajo:

1.- Modelo humanista de la salud: Uno de sus máximos representantes fue el psicólogo Abraham Maslow, quien afirmó que “cada uno de nosotros posee una naturaleza interna que es natural, intrínseca, innata e inmutable, y que se define fundamentalmente por las necesidades humanas, las potencialidades y las emociones. Si a esta naturaleza se le permite que actúe como principio rector de nuestra vida, nos desarrollaremos saludablemente. Sin embargo, si se intenta abolir este núcleo esencial de la persona, ésta enfermará, unas veces con síntomas evidentes, otras con síntomas apenas perceptibles; unas veces como resultado inmediato y otras con alguna posterioridad al establecimiento de la causa”. Solo si conocemos nuestras necesidades, podemos tomar decisiones para tratar de satisfacerlas y practicar el desapego hacia lo que no necesitamos.

2.-Psicología cognitiva: La que entiende que las cogniciones como las creencias, pensamientos o expectativas son las causas de los problemas emocionales y conductuales, ya que interpretan la realidad distorsionándola y, por tanto, también distorsionan la respuesta emocional y conductual. Si nos dejamos llevar por una emoción distorsionada por las cogniciones, la conducta que se derive de ella no sería apropiada para resolver el problema real.

3.-Terapia de Aceptación y Compromiso: Para tener conciencia de las emociones y de las cogniciones que pueden estar generándolas, es de vital importancia tener una actitud de aceptación hacia estos eventos internos. La aceptación es uno de los grandes principios terapéuticos e implica el abandono de la lucha contra los “síntomas” que hasta ahora se han intentado evitar en vano y hasta de forma contraproducente. La Terapia de Aceptación y Compromiso propone aceptar los eventos internos que se intenta evitar sin conseguirlo, experimentándolos sin someterlos a un juicio valorativo, en lugar de cambiarlos.

La combinación del trabajo por una personalidad más resistente a las situaciones estresantes, de la mano de profesionales psicólogos que apliquen para ello los marcos teóricos analizados, combinado con la práctica del MINDFULNESS como metodología principal para trabajar la minimización de las causas que producen estrés a las personas, pueden contribuir a la promoción de la salud y la prevención de patologías diversas como el cáncer, enfermedades cardiovasculares o dolor crónico.

El siguiente post ya entraremos de lleno en la teoría y la metodología del MINDFULNESS o atención plena para que, teniendo en cuenta este marco teórico y las 3 variables analizadas, conozcamos una técnica que contribuirá en gran medida a reducir los efectos patógenos del estrés.

¡Os esperamos la semana que viene!

Ramón Mora

Deja un comentario