PARA Fomentar el Bienestar y la Salud

CURSO DE AUTO-CONOCIMIENTO, CON METODOLOGÍA MINDFULNESS

Dirigido a cualquier persona adulta. Muy indicado para problemas de estrés, depresión y ansiedad.

Se basa en un modelo humanista de la salud:

Cada uno de nosotros posee una “naturaleza interna que es natural, intrínseca, innata e inmutable, y que se define fundamentalmente por las necesidades humanas, las potencialidades y las emociones. Si a esta naturaleza interna se le permite que actúe como principio rector de nuestra vida, nos desarrollaremos saludable, provechosa y felizmente. Sin embargo, si se niega o intenta abolir este núcleo esencial de la persona, ésta enfermará …” (Abraham Maslow).

 

El curso se compone de dos módulos y puedes realizar sólo el módulo 1 (6 sesiones) o los dos (12 sesiones):

Módulo 1 (6 primeras sesiones): Auto-regulación emocional:

1º.- Aumentar la capacidad de reconocer y observar las emociones desagradables, utilizando la meditación básica de la respiración (anapana) y la meditación de las emociones, que es una meditación guiada específica para aumentar dicha capacidad y neutralizar así la resistencia a experimentarlas, puesto que dicha resistencia aumenta el sufrimiento.

2º.- Detectar el tipo de causa de cada experiencia emocional y los patrones mentales que pueden estar provocando cada una de las emociones, para poder desactivar la causa detectada o aceptarla, según el caso.

Módulo 2 (6 últimas sesiones): Satisfacción de las necesidades no materiales:

Sólo si conocemos nuestras necesidades, podemos tomar decisiones para tratar de satisfacerlas y practicar el desapego hacia lo que no necesitamos. Las necesidades no materiales pueden ser agrupadas en dos grandes categorías: las necesidades afectivas (de amar y ser amado) y las necesidades superiores o de autorrealización.

Las necesidades afectivas son básicas y comunes a todos los individuos de nuestra especie. En este módulo, se desarrollan cualidades como la compasión (o autocompasión) y la asertividad, que son fundamentales para mejorar las relaciones con los demás y satisfacer las necesidades afectivas.

Las necesidades superiores definen la propia individualidad, lo que nos hace peculiares en relación con los demás. Para satisfacerlas, es necesario implicarse y comprometerse con el desarrollo de las propias potencialidades, la realización de la vocación y la orientación de la conducta en la dirección de los valores y objetivos valiosos para la persona. Dicho compromiso proporciona una auténtica autoestima que no depende de los resultados de compararse con los demás. Además, otorga un sentido a la vida y una vida con sentido, tiende a perdurar.